Chocolates Rellenos


La semana pasada mis amigos de  me regalaron una Mantequilla de Semillas de Girasol con Cacao maravillosa, me la hubiera comido entera a cucharadas, pero con mucho esfuerzo guardé un poco e hice unos Chocolates Rellenos que me quedaron realmente ricos, ultra golosos y poderosos, capaces de satisfacer el antojo más dulce del mundo! Me gusta mucho hacer mi propio chocolate, es muy fácil y entretenido, es un panorama buenísimo para hacer y comer con niños. Les dejo la receta de la base y del relleno, ustedes pueden jugar con el relleno que quieran para ir variando, pueden cambiarlo por , por otra Mantequilla de Frutos Secos, por , Fruta fresca…. Lo que se les ocurra.La semana pasada mis amigos de Rumbo Verde me regalaron una Mantequilla de Semillas de Girasol con Cacao maravillosa, me la hubiera comido entera a cucharadas, pero con mucho esfuerzo guardé un poco e hice unos Chocolates Rellenos que me quedaron realmente ricos, ultra golosos y poderosos, capaces de satisfacer el antojo más dulce del mundo! Me gusta mucho hacer mi propio chocolate, es muy fácil y entretenido, es un panorama buenísimo para hacer y comer con niños. Les dejo la receta de la base y del relleno, ustedes pueden jugar con el relleno que quieran para ir variando, pueden cambiarlo por Mermelada Viva, por otra Mantequilla de Frutos Secos, por Nutella Casera, Fruta fresca…. Lo que se les ocurra.

 

Chocolates Rellenos:

Para el chocolate:
1/4 Taza de mateca de cacao picada muy pequeña
1/2 Cucharadita de aceite de coco
3 Cucharadas de miel de abejas
2 Cucharadas de agave (se puede reemplazar por más miel o azúcar de coco molida en una procesadora)
4 Cucharadas generosas de cacao en polvo 100% natural

Para el relleno:
1/2 Taza de coco rallado
6 Dátiles pequeños
1/4 Taza de Mantequilla de Semillas de Girasol con Cacao



Poner a baño maría en pocillos separados la manteca de cacao, miel y aceite de coco. El baño maría que hago acá es sin fuego, es decir, pongo los pocillos dentro de otros más grandes con agua caliente.
Una vez que estén todos derretidos mezclar todos los ingredientes del chocolate moviendo constantemente con una cucharita o tenedor.
En moldes de chocolate poner un poco de la mezcla que hicimos, hasta cubrir totalmente las bases. Meter en el congelador por unos minutos. Guardar el resto del chocolate a temperatura ambiente.
En una procesadora moler el coco rallado con los dátiles muy bien hasta formar una harina gruesa. Mezclar la harina con la mantequilla de girasol. Si es necesario mezclar a baño maría para incorporar bien.
Sacar el molde de chocolates del congelador, poner en el centro de los chocolates un poco del relleno, dejar los bordes sin relleno para que después el chocolate lo pueda cubrir.
Rellenar los moldes con el chocolate que quedó hasta cubrir completamente el relleno. Congelar por unos minutos más.
Yo para hacer las fotos les puse polen y un poco de cacao encima y quedaron muy ricos. Si no se los comen todos los pueden guardar en el refrigerador adentro de un recipiente con tapa.