Celebración Veggie

Hace poco salieron en Revista Mujer estas 5 recetas que me pidieron para año nuevo, son muy ricas y fáciles de hacer. Perfectas para cualquier celebración o día especial.

Cabritas con chocolate y sal (4-5 personas)
¼ Taza maíz curagua
¼ Taza chips de chocolate amargo de buena calidad (65-70%), ojalá endulzado con azúcar de caña integral o panela
½ Cucharadita de aceite de coco
¼ a ½ Cucharadita de sal de mar o rosada

Poner en un bowl pequeño el chocolate amargo, y meterlo en otro bowl con agua caliente a baño maría para que se derrita.
En una olla poner el aceite de coco junto a la sal, añadir el maíz y revolver con una cuchara para que quede todo impregnado. Tapar la olla y dejar a fuego bajo. Apenas empiece a explotar el maíz mover la olla agarrando las asas y la tapa para que no se abra y no se quemen las cabritas.
Una vez que pare de explotar el maíz apagar el fuego, abrir la olla e introducir el chocolate derretido, mezclar rápidamente con una cuchara de palo. Con el calor de las cabritas el chocolate debería quedar untado en todo de forma homogénea, lo ideal es hacer este paso rápido para que el calor de la olla no queme el chocolate. Dejar enfriar para que el chocolate se endurezca.

Para que esta receta quede realmente rica lo ideal es usar un chocolate de buena calidad y sal de mar. Estas cabritas son ideales para un picoteo o para terminar una comida con un rico café o un té.

cabritas

Espárragos y tomates horneados (4-5 personas):

2 Paquetes de espárragos
4 Tazas de tomates cherry
1 Cabeza de ajo
Quinoa cocida (jugo de limón, tahine, aceite de oliva y sal de mar a gusto)
Albahaca
Aceite de oliva
Sal de mar o rosada

Prender el horno a 180 grados Celsius.
Poner en una fuente los tomates cherry y la cabeza de ajo cortada por la mitad con sal de mar y 1 cucharadita de aceite de oliva, mezclar con las manos.
En un silpad poner los espárragos y mezclar con sal de mar y 1 cucharadita de aceite de oliva, poner uno al lado del otro.
Llevar al horno los vegetales hasta que los espárragos estén doraditos y los tomates estén blandos y dulces. Reservar.
En un platito poner un poco de quinoa cocida aliñada con aceite de oliva, jugo de limón, sal de mar y tahine a gusto. Luego poner algunos tomates, unos espárragos, hojas de albahaca a gusto y si fuera necesario un poco más de aceite de oliva. Pimienta fresca y sal.

Los espárragos, tomates y albahaca son las estrellas del verano, y al hornearlos se realzan sus sabores haciéndolo un plato naturalmente dulce y a la vez fresco

verano

Ñoquis de camote y betarraga al vapor con salvia crocante (3 personas)

1 Camote mediano
1 Betarraga pequeña
Sal de mar o rosada a gusto
¾ Taza de harina de trigo sarraceno
Harina de arroz para la mesa
Aceite de oliva
Pimienta a gusto

Para la salvia

1/3 – ½ Taza de hojas de salvia fresca
1/3 Cucharadita de aceite de oliva
sal de mar o rosada

Para acompañar:

Hojas verdes (rúcula, berros, lechugas)
1 Palta en cubitos

Prender el horno a 200 grados Celsius.
Lavar muy bien el camote y la betarraga, pinchar con un tenedor el camote unas 15 veces. Envolver el camote en papel aluminio y también la betarraga. Llevar al horno por 40-45 minutos o hasta que al meter un cuchillo o tenedor estén totalmente blandos. Dejar enfriar.
Por otra parte mezclar las hojas de salvia con el aceite y sal, disponer en un papel de horno ordenadas una al lado de la otra. Hornear por 5 minutos o hasta que estén cortantes.
Pelar el camote y molerlo con un tenedor, pelar la betarraga y rallarla con la opción más pequeña. Mezclar ambas cosas, añadir sal a gusto (pasarse un poco con la sal por que después se añade harina), una cucharadita de aceite de oliva y pimienta a gusto. Formar un puré homogéneo.
Medir una taza de puré de vegetales y ponerlo en un bowl, mezclar con la harina de trigo sarraceno (moler el grano en una licuadora hasta tener una harina fina), queda una masa mas bien húmeda.
Poner en una superficie harina de arroz, luego dividir la masa en 4 o 5 partes y con cada parte hacer cilindros sobre la harina. Luego cortar con cuchillo y apretar cada gnocchi con los dientes de un tenedor para darles la textura.
Una vez listos poner en una vaporera dentro de una olla, es muy importante ocupar esta técnica ya que al agua no queda bien su textura. Poner los gnocchis de forma ordenada en la vaporera sin montarlos entre ellos. Dejar cocinar por 6-9 minutos.
Se pueden servir inmediatamente o luego de este proceso saltearlos en aceite de coco o de oliva para sellarlos.
Acompañar con hojas verdes, salvia crocante y cubitos de palta, un chorro de aceite de oliva, pimienta fresca y sal de mar.

Esta receta es una adaptación del libro de ania kassof, me encantó por que no tienen gluten y su color es realmente hermoso, perfectos para una celebración

gnocchis

Helado de coco/chocolate y arándanos (4-5 personas)

400 ml de leche de coco (en lata o tetrapack sin azúcar)
4 Cucharadas de azúcar de caña
5 Cucharadas de cacao en polvo natural
1/3 Taza de arándanos picados en mitades
4-5 Dátiles picados muy pequeños
2 Cucharadas de coco natural sin azúcar en lonjas + 3 para servir

En un sartén a fuego bajo poner a tostar las lonjas de coco moviendo todo el tiempo para que no se quemen. Una vez que estén doraditas retirar del calor y expandir en una superficie como un plato para que no sigan quemándose.
Poner en la licuadora la leche de coco fría, el azúcar de caña y el cacao en polvo hasta que esté homogéneo. Luego poner en una máquina para hacer helados y cuando ya esté espeso añadir el resto de los ingredientes. Servir directamente con las lonjas de coco o congelar hasta el momento de servir. Este helado también se puede hacer en paletas, una vez que está la base lista en la licuadora se une con una cuchara con el resto de los ingredientes y se congela en paletas hasta que estén firmes.

chocococo

Limonada rosada con burbujas (1-2 personas)

½ Taza de frutillas
¼ Taza de jugo de limón
Agave, miel o panela a gusto
2 Tazas de agua con gas
Hielo

Poner en una licuadora el jugo de limón con las frutillas, moler hasta tener una mezcla homogénea. Filtrar el jugo con un colador fino o una malla. Descartar las pepitas con la fibra y verter el líquido en un jarro, añadir el agua con gas, hielo y endulzante natural a gusto si fuera necesario. Se puede servir con hojitas de albahaca para un sabor más veraniego.