Mantequillas de Frutos Secos, Revista Mujer

nutella

 

Nutella Casera (1 frasco mediano):


3 Tazas de avellanas europeas naturales
1/4 Taza miel de abejas
3 Cucharadas cacao en polvo natural
1 Pizca de sal de mar


Prender el horno a 180 grados.
Lavar las avellanas con agua tibia, frotarlas con las manos para limpiarlas y si se puede retirar parte de su piel. Dejar estilar. Llevar las avellanas al horno por 20 – 30 minutos, cuidando que no se quemen. Una vez doradas retirar del horno. Cuando hayan bajado su temperatura quedando tibias, envolver en un paño de cocina limpio y frotarlas con fuerza para retirar su piel. Nunca se pueden pelar del todo con este método artesanal, pero hay que intentar pelarlas el máximo posible.
Poner las avellanas tostadas y casi sin piel en una procesadora potente junto con el resto de los ingredientes. Moler, y parar a intervalos. Primero de formará una harina, luego una pasta muy densa que se pondrá cada vez más suave al molerla. Después de unos minutos moliendo (30-40), dejando reposar la procesadora por intervalos, debería estar lista la nutella pero todo dependerá de la potencia de la procesadora que se utilice.
Si lo necesitas puedes agregar 1 cucharadita de aceite de coco o el oliva neutro de primera presión en frío al molerla para suavizarla.


 almendra


Mantequilla de Almendras, Coco, Canela y Vainilla (1 frasco mediano):


3 Tazas de almendras naturales
1 Taza de coco rallado
2 Cucharaditas de canela en polvo
Extracto puro de vainilla a gusto
9 Dátiles
1 Cucharadita de Aceite de coco


Prender el horno a 180 grados.
Lavar las almendras con agua tibia, dejar estilar.
Llevar las almendras al horno por 20 o 30 minutos cuidando que no se quemen. Una vez doradas retirar del horno. Una vez que estén a temperatura ambiente poner todos los ingredientes en una procesadora potente. Moler, y parar a intervalos. Primero de formará una harina, luego una pasta muy densa que se pondrá cada vez más suave al molerla.Después de unos minutos moliendo (20-40), dejando reposar la procesadora por intervalos, debería estar lista la mantequilla pero todo dependerá de la potencia de la procesadora que se utilice.
Si lo necesitas puedes agregar 1 cucharadita de aceite de coco o el oliva neutro de primera presión en frío al molerla para suavizarla.


Mantequilla de Cajú (1 frasco pequeño):


2 Tazas de castañas de cajú crudas (esta receta se puede hacer también con nueces, almendras, avellanas, semillas de girasol, semillas de sésamo… todas las semillas y frutos secos que puedan ser consumidos crudas)
1 Pizca de sal de mar


Poner todos los ingredientes en una procesadora potente. Moler, y parar a intervalos. Primero de formará una harina, luego una pasta muy densa que se pondrá cada vez más suave al molerla. Después de unos minutos moliendo (10-20), dejando reposar la procesadora por intervalos, debería estar lista la mantequilla pero todo dependerá de la potencia de la procesadora que se utilice.
Si lo necesitas puedes agregar 1 cucharadita de aceite de coco o el oliva neutro de primera presión en frío al molerla para suavizarla.


platanitos


Heladitos de Plátano y Mantequilla de Almendras bañados en chocolate (12 unidades aprox):


1 Plátano grande
1/3 Taza mantequilla de almendras, coco, canela y vainilla o cualquier otra mantequilla de frutos secos
Palitos de helado
Almendras picadas para decorar (opcional)


Para el baño de chocolate:


2 Cucharadas de aceite de coco
2 Cucharadas de cacao natural en polvo
2 Cucharadas de agave o miel de abejas


Cortar el plátano en 24 rodajas de aproximadamente 6-7 mm. Tomar de a dos rodajas y rellenarlas con 1/2 cucharadita de mantequilla, como si fuera un sándwich. Insertarles 1/2 palito de helado. Repetir el proceso con todas las rodajas. Llevar los sándwich al congelador por 1 hora.
Preparar el baño de chocolate, sacar los plátanos del congelador e ir untándolos en la salsa uno a uno, antes de que la salsa se solidifique espolvorear con almendras picadas. Servir inmediatamente o conservarlos en el congelador hasta el momento de servir.


cajuquinoa


Hamburguesas de Quinoa con Mantequilla de Cajú:


1 Taza de quinoa
1 Cebolla picada en cuadritos
1 Diente de ajo picado pequeño
1/3 Taza de pimentón rojo cortado en cuadritos
1 Taza de zanahoria rallada
1/3 Taza de albahaca fresca picada
2 Cucharadas de mantequilla de cajú (u otra a gusto)
1 Huevo de gallina feliz
Sal de mar o rosada
Aceite de coco


Lavar la quinoa y remojarla toda la noche en agua fresca. Al día siguiente botar el agua de remojo y lavarla muy bien. Dejar estilar. Poner la quinoa con un poco de sal en una olla con agua hirviendo hasta justo taparla. Tapar la olla y dejar a fuego bajo por 10 minutos o hasta que toda el agua se haya evaporado.
El una ollita pequeña con 1 cucharadita de aceite de coco poner la cebolla y el ajo a fuego muy bajo, añadir un poco de sal, revolver todo el tiempo para que no se queme, una vez tierno y levente dorado añadir el pimentón, la zanahoria y por último la albahaca, mezclar unos segundos y apagar el fuego. Mezclar las verduras con la quinoa, probar y ver como está de sal. Luego añadir el huevo y la mantequilla de cajú. Mezclar muy bien con las manos presionando la mezcla para aplastar la quinoa. Con las manos húmedas formar bolitas de 1/3 de taza. Luego aplastarlas y ponerlas en un sartén con aceite de coco hasta que se doren por un lado, luego por el otro lado. Servir con ensalada.